LA SEGUNDA GUERRA CARLISTA

La forma de zanjar la disputa política surgida tras la muerte de Fernando VII en 1833 fue la guerra civil. Los carlistas se lanzaron a la conquista del poder apoyados en las amplias bases sociales que, desde su punto de vista, eran partidarias del Infante don Carlos. Este apoyo quedó demostrado con el mantenimiento de una guerra contra la monarquía que duró siete años, pero al mismo tiempo quedaron patentes sus limitaciones al no conseguir imponerse en la lucha.

Contactar Centro de Documentación